Día internacional de las montañas y la desglaciación.

DÍA INTERNACIONAL DE LAS MONTAÑAS Y LA DESGLACIACIÓN.

Con motivo del día de las montañas del año 2013 se señalaba que “Las montañas abarcan el 27 por ciento de la superficie de la tierra y desempeñan un papel crucial en el avance del mundo hacia el crecimiento económico sostenible, y que no sólo aportan el sustento y el bienestar a cerca de 720 millones de personas que viven en ellas, sino que además benefician indirectamente a miles de millones de personas que residen en las tierras bajas.

Las montañas, en particular, suministran agua dulce, energía y alimentos, recursos que serán cada vez más escasos en décadas futuras. Sin embargo, también albergan un alto grado de pobreza y son muy vulnerables al cambio climático, la deforestación, la degradación de los suelos y los desastres naturales, así como a las intervenciones que alteran , degradan o destruyen dicho medio ambiente afectando las reservas de recursos hídricos.

Asimismo, se destaca el que este día tiene como objetivo el hacer que todos piensen y reflexionen sobre la aceleración del proceso de desglaciación en nuestro planeta, aspecto que está muy vinculado con la conservación y con el desarrollo de actividades que alteran el sistema montañoso, con graves consecuencias no solo para quienes las habitan sino para los millones de personas que viven en tierras bajas o al pie de ellas. Dicha situación tiene directa relación con el “que las montañas son la fuente de todos los grandes ríos del mundo y de muchos menores”, así como que también “cumplen un papel fundamental en el ciclo del agua por la captura de humedad y el almacenamiento de nieve”, regulando la disponibilidad del recurso hídrico.

Conjuntamente, estamos asistiendo a un aumento de las temperaturas de nuestro planeta, lo que tiene como consecuencia una menor precipitación sólida y una menor duración de la nieve en las montañas, lo que sumado a “la desglaciación” provocada hace que se estén perdiendo “fuentes de energía limpias y renovables, así como de agua para consumo humano, agrícola e industrial. Al respecto es un deber generar la conciencia debida sobre estos temas, especialmente avizorando el legado que se dejará para las generaciones futuras.”

UGEL: 
Back to Top