Día mundial del voluntario y ciudadano ambiental.

DÍA MUNDIAL DEL VOLUNTARIO Y CIUDADANO AMBIENTAL

Decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1985 con la finalidad de reconocer plenamente al voluntariado como un ingente y poderoso recurso con grandes posibilidades de promover la participación de la gente en la consecución del desarrollo.

El Día Internacional de los Voluntarios (DIV) es una ocasión para que las organizaciones de voluntarios y los propios voluntarios hagan visible su contribución al desarrollo, tanto en el ámbito local y nacional como internacional. Combinando el apoyo de las Naciones Unidas con los mandatos locales.

El Voluntariado Ambiental, a través de la participación ciudadana voluntaria, contribuye a una mejor gestión ambiental, actúa en la prevención, detección y resolución de problemas ambientales, y sensibiliza a la población para comprometerla en la búsqueda y aportación de soluciones.

El Voluntariado Ambiental está sustentado por una serie de asociaciones, que desarrollan sus Proyectos de Acción en diferentes Espacios Naturales de la Región, donde los voluntarios y sus asociaciones son los protagonistas.

Tomemos el voluntariado ambiental como un tipo de movimiento ecologista – gracias al cual, la conciencia pública y las ciencias del medioambiente ha mejorado en los últimos años-.
Para conocer el “origen” de los movimientos ecologistas nos remontaremos a Theodore Roosevelt, prominente conservacionista, que fue el primero en tratar el tema de la Conservación ambiental en la agenda política de los Estados Unidos, aunque más centrado en condiciones de vida saludables que en cuestiones ecológicas.

El movimiento ecologista moderno nació en paralelo al período dorado de la era industrial. Cuando se puso de manifiesto que la actividad humana podría terminar con el planeta tal como lo conocemos.
Uno de los objetivos de estos movimientos era llamar la atención de la población y las instituciones sobre los problemas ambientales y las consecuencias irreparables que el desarrollo sin control podía tener sobre el medio ambiente.
Y qué mejor forma de sensibilizar que implicar a la población en las acciones de reconstrucción y mejora de áreas degradadas. De esta forma enlazamos los programas de voluntariado con los movimientos ecologistas.

UGEL: 
Back to Top