4TA. SEMANA DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL.

4TA. SEMANA DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL.

Esta semana todos reconocemos la importancia de la Educación Ambiental. Una fecha idónea para recordar que el cuidado de nuestro planeta es imprescindible y el papel que tenemos en la protección del ambiente es tarea de todos.

Se hace necesario hacer comprender a los más pequeños y también a los más grandes que los recursos de nuestro planeta son limitados, y que los actos de cada persona contribuyen al futuro de los mismos, de una u otra forma.

Comprender la importancia de los conceptos ambientales es muy importante para avanzar hacia el desarrollo sustentable; y demanda en las comunidades la comprensión, manejo y conocimiento sobre los temas ambientales, las dimensiones intervinientes y los actores sociales que participan en su configuración.

Es necesario hacer comprender a los más pequeños que los recursos de nuestro planeta son limitados, y que la aportación de cada persona contribuirá al futuro del mismo, de una u otra forma. Los más pequeños salvarán el planeta y te proponemos unos cuantos consejos y actividades para hacérselo algo más fácil ¡Puedes empezar hoy mismo!

Ahorra agua: Se trata de un recurso especialmente limitado, por lo que es básico ser conscientes de la importancia de un consumo responsable. ¿Te apetece probar con una actividad online para conocer más información sobre el agua y aprender a utilizarla correctamente?

Ahorra energía y utiliza renovables siempre que sea posible: Los buenos hábitos energéticos pueden ponerse en práctica en cualquier sitio y a cualquier edad, por ejemplo, haciendo que los más pequeños se encarguen de apagar las luces o aparatos que no se estén usando. Además, es importante hablar de energías renovables como alternativa, e incluso… ¡introducirlas en nuestra rutina construyendo un aerogenerador casero!

Reduce los residuos que generas y reutiliza: ¿Sabías que cada persona genera más de 500 kilos de basura al año? Evitar imprimir informaciones que podrían difundirse por correo electrónico, utilizar productos recargables y reutilizables, hacer la compra con un carro o bolsa de tela, elegir productos a granel o sin empaquetar antes que los envueltos, utilizar envases vacíos para manualidades… son algunas de las opciones para reducir el número de desechos que producimos diariamente. ¿Quieres más ideas? Échale un vistazo a esta guía.

Recicla: Y cuando ya no encuentres ninguna solución creativa al residuo, el siguiente paso será reciclarlo para permitir que pueda convertirse en un nuevo objeto. Aunque los métodos y contenedores de reciclaje varían según el país, este juego te permitirá aprender a diferenciar con qué grupo de residuos se agrupa cada envase.

Consume de forma responsable: Antes de comprar cualquier producto, piensa realmente si lo necesitas. A lo mejor puedes usar otro objeto para sustituirlo o alguien te lo puede prestar, incluso encontrarlo en mercados de segunda mano o colectivos de trueque. Greenpeace ha puesto en marcha un espacio interactivo muy recomendable donde los jóvenes pueden indagar más sobre esos conceptos. Date una vuelta… ¡te sorprenderá!

Cuida tu entorno: Trata el mundo como tu propia casa. Si en tu salón no tiras cosas al suelo ni rompes los muebles, ¿por qué ibas a hacerlo en la calle o en el bosque? Es básico valorar el espacio común y natural, y aprender a respetarlo. En este enlace, encontrarás material didáctico online sobre los diferentes ecosistemas, un buen comienzo para empezar a diferenciarlos y apreciarlos.

Que esta semana sirva para recordar que, de lo que trata la Educación Ambiental, es de generar competencias como la protección, el consumo responsable, el compromiso y la gestión ambiental de manera transversal, tanto en el currículo educativo básico como en los centros de educación técnico productiva, institutos tecnológicos, pedagógicos, en la educación universitaria, y las organizaciones sociales de base para a través de ellos llegar a toda la ciudadanía en general.

 

Mes: 
Back to Top