DÍA INTERNACIONAL DE LA CONSERVACIÓN DEL SUELO

El manejo sostenible de éste recurso puede producir 58% más de alimentos que una producción agrícola deteriorante. Este 7 de julio fue seleccionado para celebrar el Día Mundial de la Conservación del Suelo, en hionor a Hugh Hammond Bennet.

El uso irracional del suelo genera una aletración de sus propiedades que puede hacer que pierda parcial o totalmente su capaicdad de cumplir con su función. Este fenómeno de disminución o pérdida de calidad del suelo de denomina "degradación".

La "erosión" es el más grave de los procesos de degradación y se define como la pérdida de las capas más fértiles del suelo y por lo tanto, de gran parte de sus condiciones para producir. Por eso es de verdadera importancia priorizar los mecanismos técnicos y financieros necesarios para revertir la tendencia de avance de la misma, para lo cual es importate la cooperación mutua entre los gobiernos, los institutos de investigación, los productores agrícolas y las personas directamente afectadas.

El suelo es un recurso natural renovable, o sea que tiene capacidad de regenerarse si se usa bien. Se regenera por acción de las plantas y los animales, y los seres vivos del suelo mismo, que proveen de materia orgánica.

La conservación de los suelos implica, en primer lugar, educar a la población para erradicar tres prácticas muy negativas:

  1. La quema de los rastrojos o residuos agrícolas
  2. La costumbre de quemar o insendiar la vegetación de las laderas, los bosuqes y los pajonales
  3. El desorden generalizado en la ocupación de las tierras de aptitud forestal y de protección.

La Conservación del suelo se logra por métodos naturales y artificiales.

Métodos naturales.

  • Mantener la cobertura vegetal (bosques, pastos y matorrales) en las orillas de los ríos y en las laderas. 
  • Reforestar las laderas empinadas y las orillas de ríos y quebradas.
  • Cultivar en surcos de contorno en las laderas y no en favor de la pendiente, porque favorece la erosión.
  • Combinar las actividades agrícolas, pecuarias y forestales y sembrar árboles como cercos, en laderas, como rompeviento,etc.
  • Rotar cultivos, leguminosas con otros, para no empobrecer el suelo.
  • Integrar materia orgánica al suelo, como los residuos de las cosechas. 

Métodos artificiales.

  • Contruir andenes o terrzas con plantas en los bordes.
  • Contruir zanjas de infiltración en las laderas para evitar la erosión en zonas con alta pendiente.
  • Contruir defensas en las orillas de ríos y quebradas para evitar la erosión.
  • Abonar el suelo adecuadamente para restituir los nutrientes extraídos por las cosechas. El abonamiento debe evitar el uso exagerado de fertilizantes químicos, de lo contario se mermará la microflora y microfauna del suelo y se pueden producir procesos de intoxicación de los suelos. ​​​​​​​

 

Mes: 
Back to Top