DÍA MUNDIAL DEL VOLUNTARIO Y CIUDADANO AMBIENTAL

Decretado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1985 con la finalidad de reconocer plenamente al voluntariado como un ingente y poderoso recurso con grandes posibilidades de promover la participación de la gente en la consecución del desarrollo.

Es una ocasión para que las organizaciones de voluntarios y los propios voluntarios hagan visible su contribución al desarrollo, tanto en el ámbito local y nacional como internacional.

Recordemos también que el voluntariado es una actividad en la que todos pueden participar, desde el activista que se dedica a tiempo completo a trabajar en pro de una causa hasta el ciudadano que ayuda ocasionalmente cuando le es posible

Ambos constituyen un ejemplo del espíritu de compasión que necesitamos y ambos contribuyen de manera muy valiosa al logro de nuestros objetivos comunes. El acto intemporal de servir a los demás como voluntario ha adquirido nuevas dimensiones en esta era digital, en la que cualquier persona que tenga conexión de Internet o teléfono móvil puede hacer un aporte significativo.

Aplaudo a todos los que cada año trabajan como voluntarios en beneficio de sus comunidades, ayudando a las sociedades a recuperarse de los daños ambientales, promover el desarrollo sostenible, prestar asistencia en las situaciones de crisis y llevar a cabo otros muchos proyectos en aras del interés general.

El voluntariado se basa en los valores de la solidaridad y la confianza mutua y trasciende todas las fronteras culturales, lingüísticas y geográficas. Al brindar su tiempo y sus conocimientos sin esperar una recompensa material, los propios voluntarios se sienten realizados, imbuidos de un extraordinario sentimiento de plenitud.

Renovemos nuestra determinación de ofrecer a los demás fortaleza y la inspiración por medio del voluntariado.

 

Mes: 
Back to Top