Semana de la acción forestal nacional (1ra Semana)

En la primera semana de noviembre de cada año se celebra en el Perú la Semana de la Acción Forestal Nacional, cuya fecha fue dispuesta mediante el Decreto Supremo N° 0210 – 74 – AG por el Ministerio de Agricultura. En esa semana las instituciones realizan diferentes actividades para sensibilizar y hacer reflexionar a la población sobre lo tan importante que son los bosques, las reservas forestales, los árboles y las plantas en todos los lugares del Perú, ya que cuenta con 70 millones de hectáreas de bosques tropicales que son el hábitat de muchas aves, roedores e insectos. Asimismo, propiciar acciones de revegetación y arborización con fines diversos como la conservación de suelos, el uso productivo (madera, resinas, frutos, etc.), la mejora del paisaje y la mitigación del cambio climático, y sobre la importancia de preservar nuestros bosques y nuestros árboles, ya que son los únicos que permiten crear un ambiente más puro y saludable. Proteger a los bosques permite que se realice ecoturismo, la preservación de la vida silvestre y otras actividades. Los bosques eliminan el dióxido de carbono del planeta para mantener el equilibrio ambiental y purificar el aire, protegen la fertilidad de flora y fauna y contribuyen con la seguridad alimentaria de humanos y animales. Por tanto, es tarea de todos preservar las reservas forestales del Perú. Recordemos que los bosques manejados de manera sustentable proveen la materia prima para una amplia variedad de productos.

Para el presente año el lema de la semana de la acción forestal nacional es: “Bosque seguro, agua segura”, que le da un especial énfasis en reconocer y promover los servicios ecosistémicos que el bosque nos ofrece —en este caso, asegurar la disponibilidad del agua— y en fomentar su uso sostenible. Por ello, sin bosque no hay agua, debido a que la relación de los bosques para conservar el agua es muy importante, pues retienen el agua y su presencia asegura que existan lluvias.

Cabe destacar que los bosques permiten también la realización ecoturismo, observación de aves y diversas actividades derivadas de los servicios ambientales (disponibilidad de agua, disfrute de la naturaleza y absorción del dióxido del dióxido de carbono para mitigar los efectos del cambio climático). En este sentido, el SERFOR busca promover el manejo sostenible del patrimonio forestal y de fauna silvestre dando a conocer las posibilidades que ofrecen para valorarlos y cuidarlos.

Mes: 
Back to Top