CALIDAD DEL AIRE

Hoy, se conmemora el Día Interamericano de la Calidad del Aire, con el objetivo de concienciar a toda la población sobre la importancia de no contaminar el ambiente y evitar el uso de elementos nocivos que afecten la atmósfera.

La contaminación del aire tiene un impacto considerable sobre la salud humana y el ecosistema, por esta razón el Ministerio del Ambiente (MAE) ejecuta acciones para mitigar este fenómeno, una de ellas es la elaboración del Plan Nacional de Calidad del Aire.

A partir del 2010 esta Cartera de Estado asume la ejecución de este proyecto con el propósito de fortalecer, consolidar y sistematizar el control de la contaminación del aire a nivel nacional, a través del establecimiento de una red de monitoreo en poblaciones de más de 150 000 habitantes del área urbana.

Estos estudios proveen de información y permiten tener un inventario nacional de emisiones y un sistema de monitoreo que registre datos de calidad del aire analizados en forma regular y eficiente.

Hasta el momento, el inventario nacional de emisiones se ha desarrollado en las ciudades de Ambato, Riobamba, Latacunga, Santo Domingo de los Colorados, Manta, Portoviejo, Ibarra y Milagro como herramienta para identificar de forma precisa los sectores de mayor contribución por tipo de contaminante y consecuentemente las fuentes a las cuales deben aplicarse medidas de control prioritarias.

El plan promueve el mejoramiento de la calidad del aire en las zonas urbanas del país, a través de la generación de procesos de prevención y la implementación de herramientas de control, con énfasis en aquellos que son de origen vehicular e industrial.

Exigir un ambiente limpio y seguro es un derecho de todos los ecuatorianos y los gobiernos nacionales tienen la responsabilidad de establecer las políticas para mejorar la calidad del aire. Por esta razón, el MAE trabaja en diferentes tipos de estrategias para abordar los problemas de contaminación atmosférica y así asegurar que las emisiones de gases se reduzcan o mantengan en un nivel aceptable, principalmente para precautelar la salud de la población.

 

Back to Top